MISIÓN

Formar ciudadanos en estrategias para la vida que les permitan enfrentarse a su realidad.

VISIÓN

Para el año 2020 nos proponemos ser un espacio donde las personas aprendan a reflexionar sobre sí mismos, a reconocerse  y valorarse en medio de la diversidad, teniendo como propósito fundamental la felicidad. Una felicidad que sólo es posible cuando cada quien aprende a ocupar un lugar representativo en el universo, gracias al buen uso de las competencias particulares que pone al servicio del contexto que habita.

colegio
principios-benito

LA BANDERA

Blanco: El blanco es un color acromático, de claridad máxima y de oscuridad nula. Simboliza la luz, la bondad, la inocencia, la pureza y la paz. Está considerado el color de la perfección, también significa seguridad, pureza, fe y limpieza.

Azul: Simboliza profundidad, frío, estabilidad, seriedad, confianza, fe y eternidad, es llamado el color de todos los colores, especialmente por la tranquilidad y la calma que emite. Se contrasta con el amarillo para conseguir frescura.

Amarillo: El amarillo está relacionado con dos elementos trascendentales: El sol dador de vida y el oro. Es considerado el símbolo de la riqueza terrestre. Simboliza inteligencia, energía y felicidad. Su brillo es asociado con el sol y evoca una sensación de energía y alegría. Los efectos emocionales del amarillo son optimistas y luminosos. Combinado con el verde sugiere frescura natural; con el azul crea sensación de limpieza y con el blanco se atenúa un poco su luminosidad.

Verde: El verde evoca la naturaleza y por ello, simboliza la armonía, el crecimiento, la fertilidad y la frescura. Simboliza a nivel emocional, la seguridad. En heráldica representa el crecimiento y la esperanza. El verde oliva se relaciona con la paz (la rama de olivo).

EL ESCUDO

Con forma heráldica se representa el Crecimiento, la Sabiduría y la Esperanza con los colores institucionales Blanco, Azul, Verde y Amarillo que definen el contorno del escudo.

Lleva en la parte superior una franja blanca con el nombre de la Institución. Se divide en tres franjas, dos de ellas con igualdad de proporción y la del medio más pequeña.

La franja superior es de color azul, sobre ésta, en la parte izquierda, va un birrete con un diploma que hace alusión a la meta de graduación de los estudiantes, con el propósito de enseñar y de aprender desde el lugar de actuación en el que se desempeñen. En la parte derecha va un libro con una pluma, como señal de conocimiento y responsabilidad, factores que van unidos en el SER, SABER Y HACER.

La franja del medio es de color amarillo, en la cual aparecen los principios institucionales que orientan el accionar de la Institución Educativa.

La franja inferior es de color verde, en el centro de ésta se ubican unos pilares y unas manos, que hacen alusión a la unidad, compañerismo, trabajo en equipo y a la fortaleza y seguridad que representa la Institución para sus estudiantes.

EL HIMNO


San Benito fuente de esperanza
Compromiso de fuerza y amor
Equilibra siempre la balanza
Entre el ser, el saber y el hacer

San Benito mi escuela querida
Es prodigio el querer aprender
Que estimula y alienta la vida
Para el mundo poder comprender

En san Benito se piensa y aprende
Las maneras de ver y entender
El estudio el amor y el respeto
Que es orgullo y un bello deber

Como hijos de humildes obreros
A la cima podremos llegar
Nuestra gloria y honor con fuerza gritaremos
Nuestra gloria y honor gritaremos
Si la meta lográis alcanzar

A la patria servid compañeros
Con justicia, con fe y con fervor
Y al colegio siempre llevaremos
Como insigne bandera de amor

San Benito fuente de esperanza
Compromiso de fuerza y amor
Equilibra siempre la balanza
Entre el ser, el saber y el hacer

San Benito mi escuela querida
Es prodigio el querer aprender
Que estimula y alienta la vida
Para el mundo poder comprender
UBICACIÓN

La Institución Educativa San Benito está ubicada en la Carrera  56 # 54ª – 25,     Barrio San Benito,  comuna 10, (La Candelaria) centro de Medellín.

ASPECTOS GENERALES DEL BARRIO

San Benito es uno de los 19 barrios que conforman la comuna 10 ó Centro de Medellín, a la que también pertenecen: Jesús Nazareno, El Chagualo, Estación Villa, Guayaquil, Corazón de Jesús, La Alpujarra, Calle Nueva, Perpetuo Socorro, Barrio Colón, Las Palmas, Bomboná, Boston, Los Ángeles, Villa Nueva, La Candelaria, San Diego, el sector del Hospital San Vicente y Prado Centro.

En él están ubicadas  entidades públicas y privadas como el SENA, la Universidad San Buenaventura, algunas oficinas de la Empresas Públicas de Medellín (EPM), la  sede del Ministerio del trabajo, la Escuela Nacional Sindical, la Corporación Educativa Combos, algunas Organizaciones No Gubernamentales (ongs) y otras instituciones de educación no formal, especialmente Escuelas de conducción. 

Una de las construcciones más emblemáticas del barrio es la iglesia de San Benito, construida en 1678 y reedificada en 1802 con un estilo barroco. En la época de la independencia fue un lugar de refugio. La comunidad religiosa de los Franciscanos,  es la encargada de mantenerla.  

La Plaza Minorista “José María Villa”, construida  en 1984, es otro de los lugares que define las características del entorno, la cual se construyó en el sector de la Estación Villa, para reubicar a los venteros, que desde décadas atrás venían siendo desalojados del sector conocido como “El Pedrero” en Guayaquil. Cuando el desalojo finalmente se dio,  empezó  la conformación de lo que hoy se conoce como “El Hueco”, sector donde se concentra la mayor parte del comercio de la ciudad, el cual es vecino cercano del barrio.

La Plaza Minorista es una fuente de trabajo importante en la ciudad, en la que confluyen voceadores, vendedores de mano en mano, dueños y trabajadores de locales, camioneros, cargueros, transportadores de mercados o “Los de los carritos”, taxistas, y un sinfín de empleos y subempleos que benefician a muchas familias que venden y compran en la plaza de mercado, lo que ocasionó que actualmente el Barrio sea  albergue de una población creciente de habitantes de calle y trabajadoras sexuales que se instalaron en la zona.

En el libro: “Historia e Historias de Medellín”,  el historiador Luis Latorre Mendoza dice que “El barrio, como barrio, que primero existió en la villa fue el de San Benito, que es de lo más típico, lo más amable y colonial que ha tenido esta seudo- urbe, pero desde el traslado de la plaza de mercado de Guayaquil en 1983, lo típico se destruyó, lo amable se volvió desconocido y lo colonial es sólo un recuerdo. El setenta por ciento de las casas donde algún día vivieron prestigiosas familias de la ciudad, hoy son negocios y bodegas, funerarias, iglesias alternativas o inquilinatos”.

HISTORIA DE LA INSTITUCIÓN

La Institución Educativa San Benito fue creada el 24 de diciembre de 2014, mediante la resolución No 014311 de la Secretaría de Educación de Medellín e inaugurada en enero de 2015. Inició labores en una planta física totalmente nueva, con  espacios dignos para el desarrollo de la labor educativa y  una infraestructura moderna, que da cuenta del proceso de renovación e intervención del centro de la ciudad. Se construyó en  el lugar donde antiguamente prestaba servicios exequiales la Sala de Velación y Funerales  La Aurora.  Se creó con la intencionalidad de ofrecer un mejor espacio y ampliar la  atención a los estudiantes de las sedes Madre Marcelina y Francisco José de Caldas, sedes se la Institución Educativa Tulio Ospina. Con su creación, dejó de ser una sede y se  convirtió en una  Institución independiente, que debió  iniciar con el proceso de construcción de todos y cada uno de los componentes de su Proyecto Educativo Institucional. Bajo la administración en la cual se inauguró, fue proyectada como el primer colegio “Maestro” de la ciudad, pionero en la implementación de la Jornada Única.  La institución surge como una de las apuestas de transformación a través de la oferta cultural y educativa que busca contrarrestar dinámicas propias de zonas vulnerables. 

CARACTERIZACIÓN

La Institución Educativa San Benito es una Institución mixta, de carácter oficial,  que atiende a una población de 500 estudiantes, con edades que oscilan entre los cuatro y los veinte años, en los grados de Transición a once, incluyendo los modelos flexibles de Procesos Básicos y Aceleración del Aprendizaje, distribuidos en 15 grupos. El 20% reside en  los barrios de influencia directa a la Institución, como lo son: Prado, El Chagualo, Villanueva y San Benito -de los cuales un alto porcentaje vive en inquilinatos - y el 80% restante proviene de las demás comunas  de la ciudad, especialmente de aquellas donde  se  concentran los barrios de más bajos recursos económicos y, por lo tanto, más vulnerables; algunos  pocos llegan desde otros municipios del valle del Aburra. La  mayoría de los estudiantes pertenecen a  estratos 1 y 2 y unos pocos proceden del estrato 3. 

En el 2015,  87 estudiantes provenían del barrio San Benito,  60 viven en distintos lugares del centro de Medellín incluyendo algunos que viven en inquilinatos, 54 en Prado Centro, 20 en Villanueva, 19 en el Chagualo, 18 en Manrique,  17 en Santo Domingo, 13 en Jesús Nazareno,  10 en la Candelaria, 8 en Castilla,  Popular 1 y 2 viven 7 estudiantes, en Villahermosa  y Robledo 7, en  Barbacoas y Buenos Aires 6,  San Javier, Moravia, Campo Valdes, Bello Oriente, el Pinar, Las Flores y Doce de Octubre albergan cada uno a 5 estudiantes, en la Cruz, Villatina y Tejelo habitan 4 estudiantes en cada barrio,  en Salvador, Belén, Boston, Blanquizal,  San Diego, San Blaz y  Estación Villa cuentan con 3 estudiantes cada uno, en Santa Cruz, Enciso, Las brisas, Belencito, Paris, La aurora,  Playitas, Caicedo, Acevedo, Pedregal, Picacho, Ocho de Marzo residen en cada uno 2 estudiantes,  y con 1 estudiante cada se encuentran los barrios Sevilla Lovaina, Pablo Sexto, Villas del socorro,  El Limonar, Los Colores, Niquitao, el Compromiso, Tricentenario, La Sierra, La Miranda, Madera, Olaya Herrera, San German, La Honda, Barbosa, Tablaza, Naranjal, Aranjuez, Las Palmas, Loma del Indio,  Manantiales, Cabañas, Andalucia, La Gabriela, Santa Cecilia,  Floresta, Juan XXIII,  La divisa, Alfonso Lopez, La Iguana,  Antonio Nariño.

En buena medida las familias están conformadas como monoparentales con jefatura femenina o materna, se reconocen también algunos padres (hombres) cabeza de familia, se caracterizan también por ser una población en condición de vulnerabilidad, algunas  de las familias vienen desplazadas de la violencia intraurbana.  Los padres y madres de los estudiantes son trabajadores informales, muchos de ellos en la plaza minorista ubicada a escasas cuadras, también hay muchos que subsisten como venteros ambulantes, reciclaje, construcción y empleos informales. En menor escala también hay padres y  madres que son comerciantes formales, otros han tenido la opción de estudiar carreras técnicas y hasta una madre de familia abogada que actualmente hace parte de los representantes de padres de familia ante el consejo directivo.

Los estudiantes son en su mayoría hijos e hijas de trabajadores informales que realizan su actividad productiva en el centro de la capital, por lo que se desplazan diariamente desde sus viviendas hasta la Institución Educativa, donde pasan el día, mientras sus padres, madres o familiares desempeñan sus oficios, entre los cuales prevalecen la venta callejera  de frutas, dulces,  tintos y minutos de celular. Muy pocos tienen empleos formales y son escasos los que cuentan con formación profesional. La mayoría de los estudiantes vive sólo con uno de sus padres y muchos otros con familiares distintos a éstos; además, cerca del 10% hace parte de fundaciones u hogares donde se encuentran bajo medidas de protección y restitución de derechos por orden del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

En el entorno social, en el que se encuentran muchas de las residencias de los niños, niñas y jóvenes de la Institución Educativa, ostenta la presencia de expendios de drogas, prostíbulos y habitantes de calle. Es común la violencia intrafamiliar y el hecho de que los menores empiecen a trabajar desde una edad muy temprana, lo cual, evidentemente, afecta su desempeño académico. El 90% tiene insatisfechas algunas de sus necesidades básicas y las condiciones de vida de la  mayoría  los hacen bastante vulnerables y vulnerados desde las diferentes problemáticas que aquejan a los  habitantes de la ciudad.

Las condiciones de los espacios donde habitan o permanecen muchos de los estudiantes, son poco favorables para su proceso de formación y desarrollo, lo que trae como consecuencia  que un alto porcentaje de los niños, niñas y adolescentes pertenecientes a la institución, presenten comportamientos y características que obstaculizan  los óptimos procesos de enseñanza-aprendizaje, como lo son: desconocimiento de la norma, ausencia de un proyecto de vida, baja autoestima, carencia de afecto. En muchos de los casos, el reconocimiento que desean solo lo encuentran a partir de replicar conductas perjudiciales para su propia integridad. Las que más se evidencian son: actitudes promiscuas, consumo de sustancias, vandalismo y comportamientos destructivos y autodestructivos,    consumo de sustancias psicoactivas y el hecho de  asumir  roles de personas maduras a muy corta edad. 

También observamos en nuestros jóvenes muchas fortalezas: sentido de pertenencia; jóvenes con alto talento artístico, cultural y deportivo; jóvenes nobles y agradecidos; jóvenes con habilidades interpersonales, dispuestos a trabajar en equipo; resilientes; dinámicos; creativos, deseoso de dar y recibir afecto.  

El 100% de la población cuenta con servicio de restaurante escolar en la modalidad de almuerzo víveres y quienes cumplen con el requisito de edad, acceden al programa de tiquete estudiantil. El 5% de los estudiantes cuenta con un diagnóstico médico que certifica poseer algún tipo de discapacidad  y con diferentes diagnósticos clínicos. 

La Institución es atendida por una rectora, una coordinadora, 24 docentes, una secretaria, un bibliotecario, dos psicólogos, una maestra de apoyo, un nativo extranjero que apoya la enseñanza del inglés (fellow), cinco personas de aseo, tres guardas de seguridad y cinco manipuladoras de alimentos.

La jornada escolar es extendida, de manera que todos los grupos reciben dos horas de clase adicionales, en comparación con las demás Instituciones Educativas oficiales del país:  6 horas para transición, 7 para primaria y 8 para secundaria y media. La jornada escolar es: 7:00 a.m a 1:30 p.m preescolar, 7:00 a.m a 2:30 p.m  primaria y  de 7:00 a.m a 3:30 p.m  bachillerato. Después de la jornada escolar se da lugar a la jornada complementaria, espacio destinado para la lúdica y la recreación.

Ocupa un área de 4000 m2 y cuenta con 3 pisos distribuidos así: En el primer piso se encuentran situadas las oficinas administrativas, el restaurante escolar, la tienda, el aula de preescolar,  la cancha de recreo y una sala de cómputo. En el segundo y tercer piso hay 12 aulas de clase, cada una de 60m2, laboratorio integrado de Bilogía, Física y Química , biblioteca y otra  sala de cómputo con equipos nuevos. En cada planta hay servicios sanitarios. La  infraestructura permite el desplazamiento autónomo de personas con discapacidad motora, dado que cuenta con rampas y baños adecuados para ellos. La construcción del colegio tuvo en cuenta las normas básicas de sismoresistencia, accesibilidad, salubridad y asepsia. De igual manera, está dotada de una red contra incendios y de aireación e iluminación condicionada  y calculada para la actividad académica. 

En las zonas periféricas de la institución y por ser una zona de tolerancia y de mucha presencia de habitantes de y en calle, así como de trabajadoras sexuales, se presenta mucho consumo de Spa, indigencia, problemas de basuras, seguridad y otros que afectan directa o indirectamente el ambiente escolar.

En procura de garantizar la seguridad, cuidado y protección de  los estudiantes, el personal que labora en la Institución y la planta física, desde su inicio se ha recibido el apoyo de personas e instituciones como la Policía Nacional, la secretaría de seguridad y las diferentes dependencias de la secretaría de educación municipal. 

ESTUDIANTES

El estudiante de la institución educativa San Benito será una persona que:
  • Respeta y valora las opiniones propias y de los demás.
  • Asume las consecuencias de sus actos.
  • Asume con alegría los retos que se le presentan día a día.
  • Resuelve con creatividad las diferentes situaciones a las que se ve enfrentado.
  • Se solidariza ante las adversidades que se le presentan a las personas con las que interactúa.
  • Toma con autonomía decisiones que favorecen su proceso formativo.
  • Reconoce y valora sus potencialidades y las coloca al servicio de la comunidad. Reflexiona sobre sí mismo asumiendo posturas críticas y propositivas frente a su entorno.
  • Comprende la importancia del rol que desempeña en su comunidad.
  • Reconoce la ética como una guía que conlleva al bienestar de sí mismo y de quienes lo rodean.
  • Respeta a todas las personas haciendo caso omiso de sus diferencias.

DOCENTES

  • Idóneo, conocedor de su  área, de los estándares, las competencias, los lineamientos curriculares y los derechos básicos de aprendizaje, propuestos por el Ministerio de Educación Nacional. Cooperativo, no solamente con sus compañeros de trabajo sino con sus estudiantes y las familias de los mismos.
  • Capaz de trabajar en equipo y de construir de manera conjunta tanto con sus compañeros, como con sus estudiantes.
  • Atento a las condiciones del entorno y capaz de ofrecer atención efectiva a.
  • Creativo es un papel fundamental para captar toda esa disposición creativa que tenga el docente para sus alumnos.
  • Paciente y Flexible para poder enfrentar cada situación y/o problema que se le presente tanto dentro, como fuera del aula, en su vida personal y en la vida de sus estudiantes y compañeros.
  • Pedagogo Innovador, capaz de poner sus conocimientos al servicio de sus alumnos, de sus familias y su comunidad.
  • Positivo, Propositivo y Abierto al cambio, capaz de  actuar con diferentes perspectivas frente a  los problemas que se le presentan y aportando a un mejoramiento de la práctica pedagógica que se lleva a cabo en la institución.
  • Éticos, actuando de forma respetuosa y justa independientemente de las adversidades.
  • Receptivo ya que esto le permite comprender el contexto y las situaciones a las que debe enfrentarse sus estudiantes, de modo que procure brindarles apoyo y así contribuir a un desarrollo integral de los mismos.

DIRECTIVOS DOCENTES

  • Actitud  profesional y humanista en la forma como dirige, orienta, comparte y decide.
  • Se requieren directivos altamente humanos abiertos al  diálogo y a la escucha.
  • Tener mucha claridad respecto a lo que se quiere hacer y como hacerlo.   (Profesionalismo e idoneidad).
  • Estar dispuesto a la actualización permanente y a la transformación para avanzar en los procesos.
  • Es fundamental conocer el contexto sociocultural para poderlo caracterizar en sus fortalezas, debilidades, oportunidades es decir una lectura estratégica.
  • Conocer las  características y habilidades personales y profesionales  del talento humano o equipo de trabajo de la institución.
  • Abierta al cambio con actitud crítica y autocrítica hacia el mejoramiento continuo.
  • Que el interés general esté por encima del interés particular.
  • Actitud de liderazgo positivo que invite a trabajar en equipo.
  • Alto nivel de tolerancia, actitud, inclusiva, respetuosa, que sea mediador haciendo un buen ejercicio de la autoridad por la vía del convencimiento y la argumentación y no de la imposición.
  • Conocedor de los derechos y deberes de cada uno de los actores de la comunidad educativa.
  • Grandes habilidades en la solución de conflictos.
  • Conocedor de las normas  y políticas públicas necesarias en el contexto educativo.
  • Habilidades para movilizar la comunicación de manera oportuna y efectiva.
  • Con presencia real y permanente  en la vida institucional para que se sienta el acompañamiento.
  • Que tenga vocación y amor por lo que hace.
  • Responsabilidad y ética en el ejercicio diario de sus funciones.
  • Buen administrador de recursos (optimizador).
  • Aplicar con asertividad políticas de estímulo y reconocimiento.

FAMILIAS

Familias comprometidas con la formación de sus hijos:
  • Que asistan las entregas de pre-informes e informes Que estén atentas al llamado de la institución para con el estudiante.
  • Familias responsables en la crianza de sus hijos desde los hogares, implementando normas y pautas de crianza: Atentos a la salud y alimentación de sus hijos e hijas.
  • Familias participativas en las diferentes actividades programadas por la institución.
  • Familias abiertas al cambio.
  • Familias que practiquen el dialogo para el consenso de normas de convivencia dentro del hogar.
  • Familias con habilidades comunicativas: Abiertas a reconocer al otro y dispuestas a resolver las situaciones que se presenten con respeto.
  • Familias conscientes de su realidad social: Conscientes de lo que tienen económicamente y sobre cuáles son sus prioridades como familia para que las decisiones que se tomen al interior del hogar sean acordes con sus metas – propósitos, mejorando así parte de sus condiciones sociales.
  • Confianza en el proceso educativo desarrollado en la institución.
  • Acompañamiento constante en el hogar.
  • Conscientes de las costumbres y valores que le transmiten a sus hijos e hijas.
  • Familias tolerantes, que respetan la diversidad (en todo sentido) y promueven la equidad.

PERSONAL DE APOYO

  • Respetuosos en el trato con las personas y la forma en que se relacionan con ellas, posibilitando mayor confianza en el ejercicio de su labor. Amables, atentos, disponibles y colaboradores, de tal manera que hagan sentir muy bien a las personas que pertenecen y a las que visiten nuestra institución.
  • Responsables y puntuales en el cumplimiento de sus labores, para posibilitar el normal desarrollo de las actividades cotidianas de la institución.
  • Sentido de pertenencia, capacidad para trabajar en equipo y activos en su trabajo, contribuyendo así a un ambiente de armonía. Responsabilidad y autonomía para tomar decisiones coherentes con la misión institucional, en el momento que sea necesario.
  • Capaz de adaptarse a diferentes situaciones que puedan presentarse en el desempeño de su trabajo.
  • Honestos y responsables con el manejo de los recursos que les sean asignados para el desempeño de sus funciones.
MISIÓN

Formar ciudadanos en estrategias para la vida que les permitan enfrentarse a su realidad.

VISIÓN

Para el año 2020 nos proponemos ser un espacio donde las personas aprendan a reflexionar sobre sí mismos, a reconocerse y valorarse en medio de la diversidad, teniendo como propósito fundamental la felicidad. Una felicidad que sólo es posible cuando cada quien aprende a ocupar un lugar representativo en el universo, gracias al buen uso de las competencias particulares que pone al servicio del contexto que habita.

colegio
LA BANDERA
Blanco:

El blanco es un color acromático, de claridad máxima y de oscuridad nula. Simboliza la luz, la bondad, la inocencia, la pureza y la az. Está considerado el color de la perfección,  también significa seguridad, pureza, fe  y limpieza.

Azul:

Simboliza profundidad, frío, estabilidad, seriedad, confianza, fe y eternidad, es llamado el color de todos los colores, especialmente por la tranquilidad y la calma que emite. Se contrasta con el amarillo para conseguir frescura.

Amarillo:

El amarillo está relacionado con dos elementos trascendentales: El sol dador de vida y el oro. Es considerado el símbolo de la riqueza terrestre. Simboliza inteligencia, energía y felicidad. Su brillo es asociado con el sol y evoca una sensación de energía y alegría. Los efectos emocionales del amarillo son optimistas y luminosos. Combinado con el verde sugiere frescura natural; con el azul crea sensación de limpieza y con el blanco se atenúa un poco su luminosidad.

Verde:

El verde evoca la naturaleza y por ello, simboliza la armonía, el crecimiento, la fertilidad y la frescura. Simboliza a nivel emocional, la seguridad.  En heráldica representa el crecimiento y la esperanza. El verde oliva se relaciona con la paz (la rama de olivo).

UBICACIÓN

La Institución Educativa San Benito está ubicada en la Carrera 56 # 54ª – 25, Barrio San Benito, comuna 10, (La Candelaria) centro de Medellín.

ASPECTOS GENERALES DEL BARRIO

San Benito es uno de los 19 barrios que conforman la comuna 10 ó Centro de Medellín, a la que también pertenecen: Jesús Nazareno, El Chagualo, Estación Villa, Guayaquil, Corazón de Jesús, La Alpujarra, Calle Nueva, Perpetuo Socorro, Barrio Colón, Las Palmas, Bomboná, Boston, Los Ángeles, Villa Nueva, La Candelaria, San Diego, el sector del Hospital San Vicente y Prado Centro.

En él están ubicadas entidades públicas y privadas como el SENA, la Universidad San Buenaventura, algunas oficinas de la Empresas Públicas de Medellín (EPM), la sede del Ministerio del trabajo, la Escuela Nacional Sindical, la Corporación Educativa Combos, algunas Organizaciones No Gubernamentales (ongs) y otras instituciones de educación no formal, especialmente Escuelas de conducción.

Una de las construcciones más emblemáticas del barrio es la iglesia de San Benito, construida en 1678 y reedificada en 1802 con un estilo barroco. En la época de la independencia fue un lugar de refugio. La comunidad religiosa de los Franciscanos, es la encargada de mantenerla.

La Plaza Minorista “José María Villa”, construida en 1984, es otro de los lugares que define las características del entorno, la cual se construyó en el sector de la Estación Villa, para reubicar a los venteros, que desde décadas atrás venían siendo desalojados del sector conocido como “El Pedrero” en Guayaquil. Cuando el desalojo finalmente se dio, empezó la conformación de lo que hoy se conoce como “El Hueco”, sector donde se concentra la mayor parte del comercio de la ciudad, el cual es vecino cercano del barrio.

La Plaza Minorista es una fuente de trabajo importante en la ciudad, en la que confluyen voceadores, vendedores de mano en mano, dueños y trabajadores de locales, camioneros, cargueros, transportadores de mercados o “Los de los carritos”, taxistas, y un sinfín de empleos y subempleos que benefician a muchas familias que venden y compran en la plaza de mercado, lo que ocasionó que actualmente el Barrio sea albergue de una población creciente de habitantes de calle y trabajadoras sexuales que se instalaron en la zona.

En el libro: “Historia e Historias de Medellín”, el historiador Luis Latorre Mendoza dice que “El barrio, como barrio, que primero existió en la villa fue el de San Benito, que es de lo más típico, lo más amable y colonial que ha tenido esta seudo- urbe, pero desde el traslado de la plaza de mercado de Guayaquil en 1983, lo típico se destruyó, lo amable se volvió desconocido y lo colonial es sólo un recuerdo. El setenta por ciento de las casas donde algún día vivieron prestigiosas familias de la ciudad, hoy son negocios y bodegas, funerarias, iglesias alternativas o inquilinatos”.

HISTORIA DE LA INSTITUCIÓN

La Institución Educativa San Benito fue creada el 24 de diciembre de 2014, mediante la resolución No 014311 de la Secretaría de Educación de Medellín e inaugurada en enero de 2015. Inició labores en una planta física totalmente nueva, con espacios dignos para el desarrollo de la labor educativa y una infraestructura moderna, que da cuenta del proceso de renovación e intervención del centro de la ciudad. Se construyó en el lugar donde antiguamente prestaba servicios exequiales la Sala de Velación y Funerales La Aurora. Se creó con la intencionalidad de ofrecer un mejor espacio y ampliar la atención a los estudiantes de las sedes Madre Marcelina y Francisco José de Caldas, sedes se la Institución Educativa Tulio Ospina. Con su creación, dejó de ser una sede y se convirtió en una Institución independiente, que debió iniciar con el proceso de construcción de todos y cada uno de los componentes de su Proyecto Educativo Institucional. Bajo la administración en la cual se inauguró, fue proyectada como el primer colegio “Maestro” de la ciudad, pionero en la implementación de la Jornada Única. La institución surge como una de las apuestas de transformación a través de la oferta cultural y educativa que busca contrarrestar dinámicas propias de zonas vulnerables.

CARACTERIZACIÓN

La Institución Educativa San Benito es una Institución mixta, de carácter oficial, que atiende a una población de 500 estudiantes, con edades que oscilan entre los cuatro y los veinte años, en los grados de Transición a once, incluyendo los modelos flexibles de Procesos Básicos y Aceleración del Aprendizaje, distribuidos en 15 grupos. El 20% reside en los barrios de influencia directa a la Institución, como lo son: Prado, El Chagualo, Villanueva y San Benito -de los cuales un alto porcentaje vive en inquilinatos - y el 80% restante proviene de las demás comunas de la ciudad, especialmente de aquellas donde se concentran los barrios de más bajos recursos económicos y, por lo tanto, más vulnerables; algunos pocos llegan desde otros municipios del valle del Aburra. La mayoría de los estudiantes pertenecen a estratos 1 y 2 y unos pocos proceden del estrato 3.

En el 2015, 87 estudiantes provenían del barrio San Benito, 60 viven en distintos lugares del centro de Medellín incluyendo algunos que viven en inquilinatos, 54 en Prado Centro, 20 en Villanueva, 19 en el Chagualo, 18 en Manrique, 17 en Santo Domingo, 13 en Jesús Nazareno, 10 en la Candelaria, 8 en Castilla, Popular 1 y 2 viven 7 estudiantes, en Villahermosa y Robledo 7, en Barbacoas y Buenos Aires 6, San Javier, Moravia, Campo Valdes, Bello Oriente, el Pinar, Las Flores y Doce de Octubre albergan cada uno a 5 estudiantes, en la Cruz, Villatina y Tejelo habitan 4 estudiantes en cada barrio, en Salvador, Belén, Boston, Blanquizal, San Diego, San Blaz y Estación Villa cuentan con 3 estudiantes cada uno, en Santa Cruz, Enciso, Las brisas, Belencito, Paris, La aurora, Playitas, Caicedo, Acevedo, Pedregal, Picacho, Ocho de Marzo residen en cada uno 2 estudiantes, y con 1 estudiante cada se encuentran los barrios Sevilla Lovaina, Pablo Sexto, Villas del socorro, El Limonar, Los Colores, Niquitao, el Compromiso, Tricentenario, La Sierra, La Miranda, Madera, Olaya Herrera, San German, La Honda, Barbosa, Tablaza, Naranjal, Aranjuez, Las Palmas, Loma del Indio, Manantiales, Cabañas, Andalucia, La Gabriela, Santa Cecilia, Floresta, Juan XXIII, La divisa, Alfonso Lopez, La Iguana, Antonio Nariño.

En buena medida las familias están conformadas como monoparentales con jefatura femenina o materna, se reconocen también algunos padres (hombres) cabeza de familia, se caracterizan también por ser una población en condición de vulnerabilidad, algunas de las familias vienen desplazadas de la violencia intraurbana. Los padres y madres de los estudiantes son trabajadores informales, muchos de ellos en la plaza minorista ubicada a escasas cuadras, también hay muchos que subsisten como venteros ambulantes, reciclaje, construcción y empleos informales. En menor escala también hay padres y madres que son comerciantes formales, otros han tenido la opción de estudiar carreras técnicas y hasta una madre de familia abogada que actualmente hace parte de los representantes de padres de familia ante el consejo directivo.

Los estudiantes son en su mayoría hijos e hijas de trabajadores informales que realizan su actividad productiva en el centro de la capital, por lo que se desplazan diariamente desde sus viviendas hasta la Institución Educativa, donde pasan el día, mientras sus padres, madres o familiares desempeñan sus oficios, entre los cuales prevalecen la venta callejera de frutas, dulces, tintos y minutos de celular. Muy pocos tienen empleos formales y son escasos los que cuentan con formación profesional. La mayoría de los estudiantes vive sólo con uno de sus padres y muchos otros con familiares distintos a éstos; además, cerca del 10% hace parte de fundaciones u hogares donde se encuentran bajo medidas de protección y restitución de derechos por orden del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

En el entorno social, en el que se encuentran muchas de las residencias de los niños, niñas y jóvenes de la Institución Educativa, ostenta la presencia de expendios de drogas, prostíbulos y habitantes de calle. Es común la violencia intrafamiliar y el hecho de que los menores empiecen a trabajar desde una edad muy temprana, lo cual, evidentemente, afecta su desempeño académico. El 90% tiene insatisfechas algunas de sus necesidades básicas y las condiciones de vida de la mayoría los hacen bastante vulnerables y vulnerados desde las diferentes problemáticas que aquejan a los habitantes de la ciudad.

Las condiciones de los espacios donde habitan o permanecen muchos de los estudiantes, son poco favorables para su proceso de formación y desarrollo, lo que trae como consecuencia que un alto porcentaje de los niños, niñas y adolescentes pertenecientes a la institución, presenten comportamientos y características que obstaculizan los óptimos procesos de enseñanza-aprendizaje, como lo son: desconocimiento de la norma, ausencia de un proyecto de vida, baja autoestima, carencia de afecto. En muchos de los casos, el reconocimiento que desean solo lo encuentran a partir de replicar conductas perjudiciales para su propia integridad. Las que más se evidencian son: actitudes promiscuas, consumo de sustancias, vandalismo y comportamientos destructivos y autodestructivos, consumo de sustancias psicoactivas y el hecho de asumir roles de personas maduras a muy corta edad.

También observamos en nuestros jóvenes muchas fortalezas: sentido de pertenencia; jóvenes con alto talento artístico, cultural y deportivo; jóvenes nobles y agradecidos; jóvenes con habilidades interpersonales, dispuestos a trabajar en equipo; resilientes; dinámicos; creativos, deseoso de dar y recibir afecto.

El 100% de la población cuenta con servicio de restaurante escolar en la modalidad de almuerzo víveres y quienes cumplen con el requisito de edad, acceden al programa de tiquete estudiantil. El 5% de los estudiantes cuenta con un diagnóstico médico que certifica poseer algún tipo de discapacidad y con diferentes diagnósticos clínicos.

La Institución es atendida por una rectora, una coordinadora, 24 docentes, una secretaria, un bibliotecario, dos psicólogos, una maestra de apoyo, un nativo extranjero que apoya la enseñanza del inglés (fellow), cinco personas de aseo, tres guardas de seguridad y cinco manipuladoras de alimentos.

La jornada escolar es extendida, de manera que todos los grupos reciben dos horas de clase adicionales, en comparación con las demás Instituciones Educativas oficiales del país: 6 horas para transición, 7 para primaria y 8 para secundaria y media. La jornada escolar es: 7:00 a.m a 1:30 p.m preescolar, 7:00 a.m a 2:30 p.m primaria y de 7:00 a.m a 3:30 p.m bachillerato. Después de la jornada escolar se da lugar a la jornada complementaria, espacio destinado para la lúdica y la recreación.

Ocupa un área de 4000 m2 y cuenta con 3 pisos distribuidos así: En el primer piso se encuentran situadas las oficinas administrativas, el restaurante escolar, la tienda, el aula de preescolar, la cancha de recreo y una sala de cómputo. En el segundo y tercer piso hay 12 aulas de clase, cada una de 60m2, laboratorio integrado de Bilogía, Física y Química , biblioteca y otra sala de cómputo con equipos nuevos. En cada planta hay servicios sanitarios. La infraestructura permite el desplazamiento autónomo de personas con discapacidad motora, dado que cuenta con rampas y baños adecuados para ellos. La construcción del colegio tuvo en cuenta las normas básicas de sismoresistencia, accesibilidad, salubridad y asepsia. De igual manera, está dotada de una red contra incendios y de aireación e iluminación condicionada y calculada para la actividad académica.

En las zonas periféricas de la institución y por ser una zona de tolerancia y de mucha presencia de habitantes de y en calle, así como de trabajadoras sexuales, se presenta mucho consumo de Spa, indigencia, problemas de basuras, seguridad y otros que afectan directa o indirectamente el ambiente escolar.

En procura de garantizar la seguridad, cuidado y protección de los estudiantes, el personal que labora en la Institución y la planta física, desde su inicio se ha recibido el apoyo de personas e instituciones como la Policía Nacional, la secretaría de seguridad y las diferentes dependencias de la secretaría de educación municipal.

izq Ser0 - Laboratorio Vivo. Proyecto de innovación dirigido a jóvenes escolarizados que busca aumentar la motivación y reducir los niveles de deserción escolar. Una idea de Fundación Dividendo. Campaña de buenos hábitos que van mucho más allá de lo académico. der
izq Niñez entre el conflicto y la esperanza.